tecnicaspararenovarmuebles

No son pocas las ocasiones en las que nos encontramos con al menos un mueble bastante deteriorado en la casa, el cual obviamente ha sufrido tanto el paso del tiempo como el uso continuo. Debido a su mal estado, estas piezas de mobiliario por lo general desentonan por completo con el resto de los elementos decorativos dentro de un cuarto, por lo que surge la necesidad de cambiarlo. Si vives una situación similar, es importante que tengas en cuenta que no es necesario que gastes grandes cantidades de dinero comprando muebles nuevos o llevando los viejos a algún taller para que sean reparados. La solución es mucho más sencilla, ya que puedes restaurar tus muebles de manera tan simple como económica.

A continuación, ofreceremos una serie de técnicas sumamente simples de realizar, tanto que cualquier principiante puede poner manos a la obra y darle vida nuevamente a sus viejos muebles. Cabe señalar que obtener resultados verdaderamente gratificantes dependerá básicamente de las habilidades, el buen gusto, la imaginación y, sobre todas las cosas, el empeño a la hora de trabajar que tenga el individuo. Dicho todo esto, he aquí las técnicas en cuestión:

  • Decapado: Consiste en suprimir de la capa más superficial la pintura para que quede a la vista también el color que anteriormente tenía el mueble. De esta forma se consigue un efecto envejecido. 
  • Craquelado: Es otra manera de obtener muebles con aspecto envejecido.  La idea en este caso es elaborar grietas sobre los muebles, similares a las que se realizan en pinturas al óleo o lozas.
  • Vinilos: Se trata de las alternativa más simple. Se trata de decorar los muebles con vinilos. No sólo es fácil, sino que también puedes elegir el modelo que más te guste y pegarlo con gracia sobre la superficie (necesariamente tiene que ser lisa).
  • Decoupage: Sólo tienes que tomar trozos de papel o de telas finas (pueden ser de muchos colores, lisos, con estampas, con dibujos o con texturas), para recortarlos y pegarlos sobre la superficie lisa del mueble. Para que el acabado quede impecable debes darle varias capas de barniz.
  • Papel pintado: Se trata de una versión del Decoupage más simple todavía. Consiste en pegar los trozos de papel, dejando de lado los barnices del final. En este caso es importante que tengas cuidado con esos indeseables “globos” que pueden quedar en la superficie al pegar el papel.
  • Estarcido: Consigue algunas plantillas y pinta dibujos sobre la superficie del mueble de la manera que más te guste.

Fuente: Foto