restaurarmueblesantiguos

Todas las personas tienen en su vivienda algún mueble antiguo de gran valor sentimental, por lo que resulta realmente penoso reemplazarlo por otro nuevo cuando se estropean o se ven muy desmejorados. Afortunadamente, hoy en día es posible dejar como nueva cualquier pieza de este tipo e incluso se pueden convertir en opciones decorativas sumamente válidas para todos los rincones del hogar. Lo mejor de todo esto que es los pasos a seguir para restaurar muebles antiguos son simples y rápidos de hacer, sin dejar de mencionar que para renovar prácticamente por completo la mobiliaria de tu casa sólo necesitas algunas herramientas tan económicas como fáciles de adquirir. En este caso en particular, trataremos sobre la restauración de muebles antiguos y algunas recomendaciones a seguir para lograr este objetivo.

Lo primero que debes hacer a la hora de restaurar un mueble antiguo es evaluar de qué material está hecho, cuáles son los principales desperfectos y qué técnicas son las más apropiadas para reparar los daños. De esta manera determinarás si la pieza realmente está en las condiciones para ser renovada, y si no se trata de una mera pérdida de tiempo.

Si decides que quieres llevar a cabo la restauración, el primer paso es preparar la superficie para devolverle su aspecto original. Para eso hay que elegir un buen decapante (el cual puede ser químico, térmico o abrasivo) y realizar el procedimiento. Después se debe desengrasar mediante un paño humedecido con disolvente, enjuagar con agua y dejar secar. Para finalizar esta primera etapa, hay que lijar toda la superficie en el mismo sentido de las vetas de la madera y quitar los restos de polvo con una brocha limpia.

Lo siguiente es arreglar cualquier tipo de desperfecto que pueda tener el mueble. Se deben quitar las partes dañadas o sueltas, así como cualquier resto de pegamento viejo. Las fisuras se rellenan con una pasta especial, los pequeños rasguños se pueden cubrir con unos palos de goma que se funden sobre la zona a retocar y las quemaduras tienen que ser rascadas con cuter y después cubiertas mediante el procedimiento anterior.

Si se trata de madera infectada por la carcoma, es necesario inyectar líquido anticarcoma en cada uno de los agujeros del mueble y después cerrarlos con una masilla particular. También es posible emplear un spray anticarcoma, especialmente si los pequeños coleópteros invadieron por completo la pieza mobiliaria.

 El paso final de la restauración de muebles tiene que ver con teñir, encerar o barnizar. Una vez que optaste y realizaste alguno de estos procesos, sólo resta pulir o lijar con suavidad toda la superficie una vez más.

Fuente: Foto