restauraciondemueblessegunsuestado

No caben dudas de que el paso del tiempo resulta implacable prácticamente para cualquier objeto. El mobiliario del hogar no es la excepción de esto, ya que el deterioro se empieza a hacer notable después de unos cuantos años de uso. En este sentido, es importante considerar que no todos los muebles sufren de los mismos daños, pero tampoco hay que dejar de lado el hecho de que cada una de estas averías puntuales tiene su manera específica de ser arreglada.

Es por todo esto que recomendamos poner manos a la obra a aquellas personas que dispongan de algún mueble estropeado, sin importar si se trata de una adquisición reciente o de una antigüedad. Si tienes deseos de repararlo, no hay nada que te pueda frenar para cumplir tu objetivo, ya que hay numerosas formas de restaurar muebles. Todas ellas son sencillas, y no requieren de grandes gastos de dinero. A continuación, describiremos distintas formas de renovar mobiliaria del hogar en relación con su estado.

  • Restaurar un mueble agrietado
    – En el caso de que la grieta no sea demasiado notoria (pero sí sea posible sentirla con el tacto): Es necesario disponer en la rendija un poco de pegamento y dejar secar. Una vez realizado esto, pasa una esponja húmeda para remover lo que sobra.
    – Si la grieta es larga y estrecha: Lo que tienes que hacer es pasar un trozo de papel de lija por la fisura, cortar un trozo de chapa del mismo espesor y pegarlo en la superficie del mueble en donde se encuentra la grieta. Deja secar muy bien.
    – Si la grieta es grande y visible: Debes cortar un trozo de madera de forma triangular y del mismo tamaño que la grieta, limpiarlo con la ayuda de un formón y pegar las dos partes. Por último, tienes que clavar la pieza de madera con el martillo hasta que la misma “toque en el fondo”.
  • Restaurar un mueble arañado
    – Mueble encerado: Frota la superficie con la ayuda de un trapo y esencia de terebentina o white-spirit.
    – Mueble barnizado: Realizar el mismo procedimiento anterior, pero con alcohol.
    – Mueble de caoba: Da a la superficie una capa de yodo con un pincel fino. Deja secar, y después encera tu mueble.
    – Mueble de nogal: Muy delicadamente, frota un trozo de nuez por encima del arañazo.
    – Mueble de arce: Da a la superficie una capa de pintura de yodo, diluida previamente en alcohol. Una vez seco, encerar la zona donde se encontraba el arañazo con movimientos circulares. Por último, encerar el resto del mueble.
  • Restaurar un mueble abombado
    – 
    Colocar un trozo de cartulina en el área hinchada del mueble
    – Da una planchada por encima
    – Disponer sobre la cartulina algún objeto con mucho peso durante una hora aproximadamente.
    – Si la “ampolla” no desaparece con el procedimiento anterior, puedes pincharla con una cuchilla de afeitar, echarle un poco de pegamento vinílico en la insición, alisarla con el dedo y retirar el sobrante de cola.
  • Restaurar un mueble quemado
    – Eliminar cuidadosamente la parte quemada con una pulidora o raspador.
    – Volver a tapar el agujero con pasta especial.
    – Teñir la pasta del mismo color que la superficie del mueble.
    – Tapar nuevamente con pegamento epoxi transparente.

Fuente: Foto